Saltear al contenido principal

Amancio Prada, “en el concierto en el museo quiero dejarme llevar, que las cosas broten”

El artista regresa al Teatro del Museo Universidad de Navarra el 14 de febrero y volverá a compartir escenario con el Coro Universidad de Navarra

Amancio Prada (Dehesas, León, 1949) regresa al Museo Universidad de Navarra el próximo 14 de febrero, a las 19:30 horas, para ofrecer un concierto con espíritu libre y ecléctico. Con esta vocación, en Libremente realizará un recorrido por el romancero tradicional, Lope de Vega, Gustavo Adolfo Bécquer, Rosalía de Castro, Federico García Lorca, Juan Carlos Mestre, Antonio Pereira, Agustín García Calvo y sus propios temas. Las entradas cuestan 20 y 18 euros.

Como explica el artista, en la primera parte del recital actuará en solitario y en la segunda volverá a compartir escenario con el Coro Universidad de Navarra, con quienes ya interpretó el Canto Espiritual de San Juan de la Cruz en otoño de 2018. “Nos dejó muy buen sabor de boca y oído a todos y espero que en esta ocasión ocurra algo parecido o mejor. Quiero dejarme llevar por el momento, el escenario, la luz, el público, que las cosas broten”, apunta. Será un encuentro cercano y cálido, en un escenario en el que Prada se encuentra muy cómodo: “El espacio escénico me encanta. Es muy íntimo y sientes la presencia y el aliento del público, y espero que también sienta el mío”.

CONEXIÓN CON EL CORO

Sobre su experiencia con el Coro Universidad de Navarra, dirigido por Ekhi Ocaña, el músico reconoce que la conexión fue instantánea: “Son voces jóvenes que no están maleadas por la forma impostada del canto. Les dije que quería que cantasen como en una reunión de amigos, cada uno con su buena voz. Lo captaron todo a la primera y la sintonía fue inmediata”. Además, asegura que ese concierto fue “una de las veces que más me ha gustado el acompañamiento vocal del canto, por su frescura y candor”.

Los miembros de la agrupación también ensayan estos días, entusiasmados por la oportunidad de volver a subirse al escenario con Prada. “Fue una experiencia sublime. Amancio nos elevaba con una voz suavísima, que habla y canta a la vez, que tranquiliza como un rumor y también guía como una arenga. Con su fuerza, nos enseñaba y nos hacía brillar a su lado. Todos fuimos Amancio”, explica la donostiarra Teresa Reina, doctoranda de la Facultad de la Filosofía y Letras y alumna de la primera promoción del Master in Curatorial Studies. Por eso, la joven, de 24 años, considera que volver a vivirlo será “un privilegio” porque “Amancio tiene esa fuerza que arrasa desde el backstage hasta la última fila”.

Para otros miembros del coro, Libremente será el primer recital junto al artista. Es el caso del puertorriqueño Brian Quiñones, estudiante de 22 años del Máster en Investigación Biomédica de la Facultad de Ciencias. “He notado la ilusión de los veteranos, para los que fue una experiencia notable por el arte y la calidad humana de Amancio. Personalmente, estoy muy emocionado por el concierto y buscamos sumar al color y vivacidad de sus interpretaciones. Nuestro trabajo es adentrarnos en su voz para subrayar la poesía más allá de la música. El director del coro ha realizado unas adaptaciones musicales con Amancio para lograr esta visión”.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba