Saltear al contenido principal

‘Cuentos por un tubo’, propuesta de teatro y danza para este jueves en Civivox Mendillorri a cargo de la compañía de la coreógrafa navarra Karmen Larunbe

La obra comenzará a las 18.30 horas y se pueden adquirir las entradas al precio de 3 euros en el propio Civivox o en www.pamplona.es

 

La compañía Larunbe Danza pone en escena este jueves en Civivox Mendillorri la obra ‘Cuentos por un tubo’, un espectáculo de teatro y danza dirigido a todo tipo de públicos. La función comenzará a las 18.30 horas, con entrada al precio de 3 euros, que se pueden adquirir en el propio Civivox Mendillorri o de forma on line en www.pamplona.es y www.pamplonaescultura.es.

Cuando la chica Mariposa y el chico Luciérnaga se zambullen en su cubo de juegos, se vuelven mágicos. Sus cuerpos se transforman en un instante, se dividen como en un puzzle y se recomponen desordenados: las manos se convierten en pies, los pies en manos, las manos en cabezas y se convierten así en otros seres extraños y asombrosos. A veces son animales, a veces plantas, otras veces extraterrestres. Por momentos parecerán reales, otros en cambio parecerán salir de un dibujo animado. Saltarán al mar para convertirse en un pulpo gigante o una sirena enigmática, treparán en la tierra como araña, volarán al cielo en menos de un pestañeo y harán malabares con los astros.

El cubo transforma los seres, las cosas y el entorno y hace que estos adquieran una dimensión extraña, estrafalaria, surrealista, como en los sueños, en donde las situaciones se enlazan con una lógica ilógica y la realidad distorsionada resulta muy natural. Las coreografías reelaboradas por la magia del multimedia, la interacción y el juego simultáneo entre directo y proyección hacen que unos pocos intérpretes jueguen todos los personajes, seres y cosas que aparecen en la obra, tanto reales como virtuales, cuyo aspecto es el resultado de la composición desordenada o disección de las partes del cuerpo humano.

La compañía la creó la coreógrafa navarra Karmen Larunbe hace más de treinta años. Larunbe inició su carrera artística en Argentina, su país de adopción, y estuvo afincada también en Bruselas (Bélgica) durante más de veinte años y en Madrid. En 1996 toman el relevo su hijo, Juan de Torres, y Daniela Merlo, recibiendo el apoyo del Ministerio de Cultura, a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (INAEM) y de la Comunidad de Madrid. El peculiar estilo de danza contemporánea de la compañía se impregna, en igual medida, de la vanguardia europea y de las raíces folklóricas españolas y argentinas, así como de una fuerte preparación técnica basada en la modem dance americana. El lenguaje es, por tanto, extremadamente personal, creativo y en constante investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba