Saltear al contenido principal

El 16 de marzo, coincidiendo con el aniversario de su nacimiento, se inaugurará el último conjunto monumental creado para el espacio público en homenaje a Sabicas

Estos días está terminando la instalación de “Homenaje a Sabicas” un conjunto escultórico monumental que plasma deconstrucción de una guitarra como recordatorio de la carrera de guitarrista pamplonés. La escultura, obra de Carlos Ciriza, está compuesta por tres cuerpos independientes realizados en acero cortén que se sustenta sobre una base de hormigón. El conjunto alcanza los 8 metros de altura y tiene una anchura máxima de en torno a 9 metros.

La escultura dará la bienvenida oficial a la ciudad desde el Sur a partir del 16 de marzo, ya que ese día quedará completamente instalada en su ubicación en la intersección entre la calle Sadar y la avenida de Zaragoza, en un espacio amplio y de gran visibilidad. Es una obra especialmente concebida para ese espacio, teniendo en cuenta la distancia del espectador y sus diferentes puntos de vista, permitiendo que éste sea testigo desde diferentes perspectivas. Esta creación está dedicada al músico Agustín Castellón Campos, nacido en Pamplona el 16 de marzo de 1912 guitarrista mundialmente reconocido. De etnia gitana, la escultura quiere también reconocer a las personas gitanas que viven en la ciudad y su aportación a la multiculturalidad de Pamplona.

Para su diseño el autor se ha inspirado en una guitarra, utilizando formas de fácil lectura con la intención de crear nuevos universos plásticos a partir de los ya existentes, donde cada bloque tienen expresión y volumen diferenciado. Tras el diseño de los bocetos y la construcción de las piezas en taller, cada volumen se ha sometido a un proceso químico de oxidación que les dota del característico color rojizo del acero cortén. Ciriza, artista navarro con una dilatada trayectoria profesional, tienen una amplia experiencia artística de intervención en el espacio público.

Esta obra pasará a formar parte del Patrimonio Cultural y Artístico de la ciudad. Pamplona acoge en sus zonas verdes y en su calles, avenidas y rotondas más de 200 esculturas de diferentes autorías, formatos y estilos, una extensa colección de escultura urbana que convierte la ciudad en un gran museo al aire libre

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba