Saltear al contenido principal

El Ayuntamiento de Pamplona abrirá nuevas vías para completar la red Civivox en todos los barrios tras dar por cerrada la propuesta que se hizo a Fundación Caja Navarra

Descartada la permuta de Civican por Civivox Salesianos, se renueva la apuesta por impulsar esta legislatura dotaciones culturales en cinco barrios

 

El Ayuntamiento de Pamplona va a explorar nuevas vías para que todos los barrios de la ciudad cuenten con una dotación cultural. Tras descartar Fundación Caja Navarra la propuesta de permuta de Civivox Salesianos por Civican más una cantidad de dinero que permitiría acometer nuevas dotaciones, el Ayuntamiento de Pamplona sigue apostando por impulsar dotaciones en barrios como San Juan, Arrosadía, Txantrea, Etxabakoitz o Lezkairu en esta legislatura.

El alcalde de Pamplona Joseba Asiron, reconoce que “la decisión de Fundación Caja Navarra es absolutamente legítima” y señala que “aunque en esta ocasión no haya podido ser, esta es la manera de trabajar de este Ayuntamiento, de manera proactiva, buscando soluciones y alternativas, impulsar interlocuciones con todos los agentes de la ciudad, tendiendo puentes, que a veces salen y otras no”.

La propuesta del Ayuntamiento a Fundación Caja Navarra se sustanciaba en la permuta del civivox que se está construyendo en el solar de Salesianos por el Civican de San Juan más 6,5 millones de euros como compensación por el diferencial del valor de ambas infraestructuras. La previsión del Ayuntamiento era invertir ese dinero en hasta nueve dotaciones municipales, incluidos cinco civivox. Se preveía rehabilitar Maristas como civivox para el Segundo Ensanche, recuperar el antiguo cine Guelbenzu como civivox de Milagrosa – Arrosadía, adecuar Civican como civivox de San Juan, integrar Salesianas dentro de la red Civivox y dedicar parte del edificio del CP Nicasio Landa como civivox para Etxabakoitz.

Además, esa compensación permitiría financiar la redacción de un proyecto de civivox y biblioteca en Lezkairu y de un proyecto de ampliación de la biblioteca pública de Rochapea, y adecuar espacios interiores y exteriores de la Casa de las Mujeres, así como el local cultural del barrio de Buztintxuri, donde actualmente se recogen los gigantes del barrio.

El alcalde de Pamplona reitera la apuesta municipal por “apostar por los barrios y superar las desigualdades heredadas para que cada pamplonés y pamplonesa, independientemente de dónde viva, tenga acceso a unas dotaciones culturales de calidad”. Además, ha insistido en que, tras la respuesta de Fundación Caja Navarra, “toca pasar página y seguir trabajando para encontrar alternativas dotacionales para todos los barrios”.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba