Saltear al contenido principal

El Hotel Maisonnave dentro su ciclo Arte Nuevo, presenta la exposición de Julio Flames “Guiso”

El artista plástico “Guiso” muestra su identidad pictórica en su exposición en el Hotel Maisonnave

La exposición se compone de una serie de 16 pinturas en distintos formatos que se expondrán hasta el próximo día 19 de abril en el Ciclo de Arte Nuevo del Hotel

El nombre Guiso, corresponde a Julio Flames, artista que ha mantenido una intensa actividad pictórica anónima expuesta en redes sociales y que desvela su identidad en esta muestra. La exposición recoge una selección de obras en las que la intimidad encarnada a través del retrato, compone un mundo personal de factura expresionista, naive y colorista.

Julio Flames nace en Caracas y muy joven se traslada con su madre a los Andes. Despierta su interés por la cocina desde muy joven y se forma en Italia, Francia e Inglaterra como cocinero, actividad a la que ha dedicado su vida profesional. Emprende su proyecto La Nuez en Pamplona, ciudad donde reside desde hace 15 años. Su personalidad creativa e inquieta encuentra tras el cierre del restaurante “La Nuez” una nueva forma de manifestarse a través de la pintura. Encuentra paralelismos creativos entre el arte y la cocina, ya que según indica “Hay tanta sabiduría en la naturaleza, que cuando se percibe despierta posibilidades expresivas”.

La obra de Guiso está centrada en la figura humana y el retrato y capta con una técnica fresca y desenfadada un fondo humano de los personajes que habitan su mundo. Se trata de personas cercanas, familiares, amistades y también artistas que han captado en distintos momentos su atención y admiración.

Sus pinturas reflejan una indudable influencia de su niñez en Venezuela, encontrando una gama cromática vitalista y también ciertos guiños a los mitos y leyendas de su tierra natal que aparecen entre la consciencia e inconsciencia de un trazo rápido e intenso. Es especialmente notable su conexión con esa infancia, ya que su trabajo respira inocencia y una
conexión abierta y sin protección ante el mundo que le rodea.

Es destacable también la obra que encontramos en la exposición dedicada a Miriam Bonera Brun, artista navarra. La obra fue pintada la noche antes del montaje de esta exposición, días después de que la artista falleciera. Guiso presenta un retrato de Miriam Bonera que conmueve por su sinceridad y que se expone como un bello homenaje a la artista con la que compartía una visión pura de la creación artística.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba