Saltear al contenido principal

El legendario Pinchas Zukerman despide la Temporada de conciertos de Euskadiko Orkestra

Zukerman, una de las estrellas internacionales del violín y la viola, en activo desde hace más de cincuenta años, se enfrentará al ‘Concierto para viola’ de Bartok en el último programa de la Temporada de Euskadiko Orkestra. Los conciertos dirigidos por Robert Treviño se completarán con dos obras ancladas en el Romanticismo: el preludio del primer acto de la ópera ‘Lohengrin’ de Wagner y la célebre ‘Sinfonía nº1’ de Elgar.

Hay entradas a la venta para todos los conciertos que tendrán lugar del 2 al 8 de junio en San Sebastián, Pamplona, Vitoria y Bilbao.

Euskadiko Orkestra llega al final de su Temporada de conciertos 21/22 con un último programa dirigido por Robert Treviño, titulado Elgar + Bartok / Wagner, en sus cuatro capitales habituales: el jueves y el viernes, 2 y 3 de junio, en el Auditorio Kursaal de San Sebastián; el lunes, 6 de junio, en el Auditorio Baluarte de Pamplona; el martes, 7 de junio, en el Teatro Principal de Vitoria; y el miércoles, 8 de junio, en el Palacio Euskalduna de Bilbao. Todos los conciertos tendrán lugar a las 19:30.

 

COMPRAR ENTRADAS AQUÍ

 

Pinchas Zukerman será el gran protagonista de este último programa de conciertos. El israelí ha tocado junto a muchos de los mejores músicos del siglo XX, y desarrolló lazos especialmente cercanos con artistas como Zubin Mehta, Daniel Barenboim o Jacqueline du Pré. Su discografía es inmensa, ha grabado más de cien obras y ha ganado el Grammy en dos ocasiones. Entre esos discos hay uno que contiene la obra que tocará en este programa, el Concierto para viola de Bela Bartok, grabado en 1990 y considerado como versión de referencia. Se trata de una obra bastante polémica, en tanto que su autor falleció antes de terminarla y fue un amigo suyo, Tibor Serly, quien la completó. Este tuvo que navegar entre esbozos y materiales que había dejado Bartok, y aunque clamó que lo había dejado todo bien atado antes de su muerte, hay quienes piensan que Serly dejó su impronta en la obra. De todos modos, es un gran concierto, lleno de energía, con muchos guiños al folclore húngaro, endiabladamente difícil para el solista y que hace también un uso de la orquesta lleno de colores.

Junto con el Concierto para viola de Bartok, se interpretarán dos obras que están bien ancladas en el Romanticismo.

La orquesta abordará el ‘Preludio’ al primer acto de la ópera Lohengrin de Richard Wagner. Se trata de una ópera clave porque con ella Wagner marcó la transición de la ópera romántica tradicional hacia el drama musical. El alemán la terminó en 1848, en medio de las convulsiones y revoluciones que vivió Europa en aquel año y en las que el propio Wagner había estado envuelto. Habiendo huido a Suiza por ese motivo, Wagner le rogó a Franz Liszt que estrenase la ópera, y este lo hizo con una orquesta muy pequeña de solo 38 músicos. Aquella noche, en Weimar, comenzó el culto a Wagner.

Los conciertos se redondearán con la Sinfonía nº1 de Edward Elgar. Frente a tantas obras maestras que al principio pasaron desapercibidas, esta majestuosa sinfonía goza del honor de haber tenido uno de los estrenos más exitosos en los anales de la música clásica, ya que en su primer año de vida se interpretó más de ochenta veces en seis países.

Hay entradas a la venta para todas las sesiones en euskadikoorkestra.eus, así como en las webs y taquillas de los auditorios, de 10 a 35 euros.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba