Saltear al contenido principal

Juan Mari Beltran ofrece este jueves un recital poético en euskera en Condestable, en el que fusionará la música, el juego y la palabra para recorrer la geografía rural

La actuación comenzará a las 20 horas y la entrada es libre

 

El músico Juan Mari Beltran ofrece este jueves un recital poético en euskera en el que fusionará la música, el juego y la palabra para recorrer los rincones rurales de nuestra geografía. La actuación comenzará a las 20 horas en civivox Condestable y la entrada es libre. Este proyecto pretende crear un punto de encuentro de música y palabras  partiendo de los sonidos, las melodías y los cantos de los rincones rurales. Melodías de danza, otras que invitan al juego, cantos y ritmos provenientes de las montañas y de núcleos rurales, tanto milenarios como otros más actuales; poesía compuesta por melodías, ritmos y palabras… La txirula se encuentra, a su vez, con los durunbeles interpretados por los pastores con sus sunpriñus. Se trata en definitiva de ritmos y medidas ancestrales mezclados con sonidos actuales y viceversa, de notas musicales encadenadas en ritmos y medidas tradicionales, pero también en otras más vigentes. Una sinfonía repleta de sonidos, ritmos y música ofrecida en directo por los músicos Juan Mari Beltran, Errege Belda e Ixiar Jauregi acompañados por la voz del poeta Andoni Salamero.

Juan Mari Beltran (San Sebastián, 1947) puede considerarse investigador, promotor y una de las figuras más importantes de la música popular vasca. Desde joven se vio inmerso en la música. Como txalapartari formó parte junto a su hermano Bixente y los hermanos Artze de la escuela vasca de arte creada por Jorge Oteiza en los años 60, dando inicio a la nueva era de la txalaparta, basada en la txalaparta tradicional. Ha creado los grupos Sustraiak, Azala y Txanbela. También ha formado pareja artística con Joxan Goikoetxea.

Ha publicado numerosos trabajos en el campo de la investigación de instrumentos y músicas populares, así como el disco y la película Euskal Herriko Soinu Tresnak. Ha conseguido también hacer realidad un proyecto en el que lleva trabajando muchos años: Herri Musikaren Txokoa (Rincón de la Música Popular) abrió sus puertas al público en Oiartzun en el año 2002, y desde entonces funcionan tanto la exposición como el centro de documentación.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba