Saltear al contenido principal

Juan Mari Beltran ofrece este jueves un recital poético en euskera en Condestable, en el que fusionará la música, el juego y la palabra para recorrer la geografía rural

La actuación comenzará a las 20 horas y la entrada es libre

 

El músico Juan Mari Beltran ofrece este jueves un recital poético en euskera en el que fusionará la música, el juego y la palabra para recorrer los rincones rurales de nuestra geografía. La actuación comenzará a las 20 horas en civivox Condestable y la entrada es libre. Este proyecto pretende crear un punto de encuentro de música y palabras  partiendo de los sonidos, las melodías y los cantos de los rincones rurales. Melodías de danza, otras que invitan al juego, cantos y ritmos provenientes de las montañas y de núcleos rurales, tanto milenarios como otros más actuales; poesía compuesta por melodías, ritmos y palabras… La txirula se encuentra, a su vez, con los durunbeles interpretados por los pastores con sus sunpriñus. Se trata en definitiva de ritmos y medidas ancestrales mezclados con sonidos actuales y viceversa, de notas musicales encadenadas en ritmos y medidas tradicionales, pero también en otras más vigentes. Una sinfonía repleta de sonidos, ritmos y música ofrecida en directo por los músicos Juan Mari Beltran, Errege Belda e Ixiar Jauregi acompañados por la voz del poeta Andoni Salamero.

Juan Mari Beltran (San Sebastián, 1947) puede considerarse investigador, promotor y una de las figuras más importantes de la música popular vasca. Desde joven se vio inmerso en la música. Como txalapartari formó parte junto a su hermano Bixente y los hermanos Artze de la escuela vasca de arte creada por Jorge Oteiza en los años 60, dando inicio a la nueva era de la txalaparta, basada en la txalaparta tradicional. Ha creado los grupos Sustraiak, Azala y Txanbela. También ha formado pareja artística con Joxan Goikoetxea.

Ha publicado numerosos trabajos en el campo de la investigación de instrumentos y músicas populares, así como el disco y la película Euskal Herriko Soinu Tresnak. Ha conseguido también hacer realidad un proyecto en el que lleva trabajando muchos años: Herri Musikaren Txokoa (Rincón de la Música Popular) abrió sus puertas al público en Oiartzun en el año 2002, y desde entonces funcionan tanto la exposición como el centro de documentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba