Saltear al contenido principal

La capilla del Museo de Navarra acogerá en abril tres conciertos de música y una actuación de danza

Las actuaciones, cuyo objetivo es acercar las artes escénicas a la ciudadanía, tendrán lugar los viernes 1, 8, 22 y 29 de abril
29 de marzo de 2022
Obra
Obra “Pluma de alta resolución”. 

La capilla del Museo de Navarra abre sus puertas, durante el mes de abril, a la música clásica y tradicional y a la danza contemporánea a través de un programa variado, convirtiendo este espacio, como ya ha hecho en otras ocasiones, “en sala de conciertos para acercar la música y la danza, así como otras formas de expresión artísticas, a la ciudadanía”, según exponen las personas responsables de la organización de esta iniciativa.

En esta ocasión, se ha elaborado un programa que se compone de cuatro actuaciones, tres de música clásica y una de danza, que se tendrán lugar durante los días 1, 8, 22 y 29 de abril, a las 19:30 horas.

La entrada para asistir a los conciertos será gratuita, y las invitaciones podrán ser recogidas el mismo día de la actuación, desde las 17:00 horas hasta completar el aforo previsto para dichas actuaciones.

Programa

El 1 de abril tendrá lugar el primero de los conciertos, que vendrá de la mano del grupo Zura Quartet y las sopranos Ariadna Martínez y Amaia Huarte quienes, bajo la dirección del músico Juan Urdániz, interpretarán una obra de mediados del siglo XVIII, “Amor prigioniero”, de Girolamo Sertori, músico y compositor muy vinculado con Pamplona.

“Hasta donde se ha podido investigar, no hay ningún indicio de que esta obra haya sido interpretada nunca fuera de su contexto inicial en el ámbito privado, por lo que esta representación supone no solo una recuperación de patrimonio musical navarro sino un estreno público absoluto”, explican los organizadores.

El viernes 8 tendrá lugar la actuación del grupo de danza Site-specific, en el marco de Red Atalak – Laboratorio de intérpretes Dantzaz/Dantzerti. “Las personas intérpretes del grupo”, comentan “ofrecen una actuación en la que investigan la relación de la danza con espacios insólitos y no escénicos en los que construir nuevas narrativas y tal vez involucrar al público dentro de sus propuestas”.

El día 22 tendrá lugar la actuación –“Los sonidos olvidados” con Abraham Cupeiro acompañado por Margarida Mariño (violonchelo) y Saabela Camaño (acordeón). Cupeiro, constructor y multiinstrumentista, según indican “se caracteriza por la recuperación de instrumentos perdidos en el tiempo que utiliza para crear nuevas sonoridades e imbricarlos en músicas ajenas a ellos.”

“Su labor como investigador y arqueólogo musical le ha llevado a interpretar su música en importantes museos y yacimientos arqueológicos de España” recuerdan y citan el Museo Arqueológico Nacional, el Museo de Prehistoria de Valencia, el Museo de Arqueología y Prehistoria de Cantabria, el yacimiento de la Villa Romana de la Olmeda en Palencia, y en esta ocasión, en el Museo de Navarra.

“Los sonidos olvidados es”, dicen “un viaje en el tiempo, una búsqueda de las fuentes originales para fundirlas con lo contemporáneo y crear un discurso nuevo y sorprendente”. El concierto estará compuesto por nueve obras: Narval (Margarida Mariño); Luz blanca (Abraham Cupeiro); Armenia (Abraham Cupeiro); Lamento (Abraham Cupeiro); Baleas (Abraham Cupeiro); Cornas (Abraham Cupeiro); Oblivion (Astor Piazzolla); Calle 92 (Astor Piazzolla) y Lavapies (Abraham Cupeiro).

El broche final a este programa artístico tendrá lugar el 29 de abril, de la mano del pianista Diego Fernández Magdaleno (Medina de Rioseco, 1971), Premio Nacional de Música en 2010, quien interpretará obras de la compositora navarra Teresa Catalán (Pamplona, 1951), Premio Nacional de Música en 2017 y Premio Príncipe de Viana de la Cultura en 2021.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba