Saltear al contenido principal

La mirada urbana y humana del artista pamplonés Xabier Morrás se plasma en Condestable a través de la recopilación de un centenar de sus ‘Pinturas y dibujos’

La muestra se puede visitar en las salas 1 y 2 del Palacio del Condestable hasta el 19 de enero

 

Las salas 1 y 2 de la primera planta del Palacio del Condestable acogen desde este viernes hasta el 19 de enero la exposición ‘Pinturas y dibujos’ del artista navarro Xabier Morrás. Cinco años después de su muestra homónima en la Sala de Armas en 2014, Morrás vuelve a recopilar un centenar de obras con esa mirada propia de lo urbano y lo humano, del escenario y del sentimiento, que atrae la mirada, sacude el pensamiento y remueve la conciencia del público.

El director de Cultura e Igualdad del Ayuntamiento de Pamplona, Jorge Urdánoz, y el propio Xabier Morrás, han presentado una muestra que consta de pinturas y dibujos realizados entre 1975 y la actualidad, aunque la mayor parte son obras fechadas a partir de 2000. Morrás apuesta por el gran formato, con lienzos de más de 2 x 2 metros en los que plasma su cosmopolitismo, enmarcando su pintura en escenarios urbanos. La exposición plasma imágenes de Londres, Nueva York, Chicago, Berlín, Verdún o de la propia Navarra, como escenarios de las inquietudes del propio artista. Una pintura autobiográfica de “un pintor figurativo en tiempos de concepto y espectáculo” con “la provocación de ser pintor que mira con ojos de cine, negro, muy negro”.

El catálogo describe, además, en un sinfín de palabras lo que expresa la pintura de Morrás y lo que provocan sus lienzos, sus tonos, su cromatismo, sus escenarios… y también la imagen de la figura humana, con sentimientos, actitudes e historias reflejadas en miradas y gestos. Son “pinturas hechas de humo y frío, de negrura y óxido, la rara belleza de lo oxidado, envejecido, cuarteado, apariciones que se materializan al desvanecerse”, enmarcadas en “escenas de nostalgia y furia por lo decadente, la belleza de la decadencia, la derrota, la muerte, la amenaza”. Obras que reflejan “imágenes de soledad y tristeza, la belleza de la tristeza por lo desaparecido que tal vez nunca fue y quizá tampoco llegue a ser” a través de “escenarios de lo local y lo universal que son historia de un siglo, que son la intrahistoria de un hombre, que son la metahistoria de una cultura, que son la poshistoria de una civilización hecha de desmesura y sangre”

En la obra de Morrás, los lugares no son solo nombres, son matices, historias, personas, luces, aromas… Los lugares tienen una importancia radical en su obra ya que, tal y como se expresa en el catálogo, “los lugares son lo que allí ocurre o creemos que ocurre y todos aquellos materiales que nos remiten a ello, que nos cuentan cosas sobre su pasado y que de rebote nos enseñan cómo somos ahora”. La pintura de Morrás es capaz de llevar al público de lo concreto a lo abstracto, de los cotidiano a lo transcendente, macroescenarios como fondo para ir de los pequeños detalles a los grandes ideales.

Más de cincuenta años de trayectoria artística

Xabier Morrás Zazpe (Pamplona, 1943) llevó a cabo estudios de pintura en los 60 y 70 en Londres y Nueva York. Concretamente, recibió una Beca Extraordinaria de Estudios Artísticos en el Extranjero de la Diputación Foral de Navarra y una Beca de Ampliación de Estudios en el Extranjero de la Fundación Juan March. Morrás fue director de la Sala de Cultura de la Caja de Ahorros de Navarra, profesor de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco y miembro del Patronato de la Fundación – Museo Jorge Oteiza.

Hace ya 50 años que protagonizó su primera exposición individual en la Sala de Cultura CAN en Pamplona con una serie sobre Londres. Cuatro años después, en 1973, expuso sus cuadros sobre Nueva York en la Galería Iolas Velasco de Madrid. Durante los años 80 expuso también en la Galería Windsor y en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Habitual de las salas de la Ciudadela, se programaron exposiciones suyas en 2002 en el Pabellón de Mixtos y en 2014 en la Sala de Armas.

Morrás ha participado también en decenas de exposiciones colectivas aportando su obra como ‘Testimonio 70’ en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, Encuentros de Arte de Pamplona en 1972 en el Museo de Navarra, ‘La Escuela de Pamplona’ en 1995 en el Planetario, ‘Laboratorios. Arte Vasco de los 70’ en 2009 en la Sala Rekalde Bilbao o la muestra del 25º aniversario de los Encuentros de Pamplona de 1972 que itineró por el Museo de Navarra y el Museo de Arte Reina Sofía.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba