Saltear al contenido principal

Patxi Buldain, leyenda viva del arte navarro, presenta 13 obras inéditas en Maisonnave

El artista navarro de 92 años, con más de 100 exposiciones individuales y referente de varias generaciones de artistas, arranca el Ciclo de Arte Nuevo en el Hall del Hotel Maisonnave.

En España, se acababa la guerra civil, y un jovencísimo Patxi Buldain se alista voluntario al servicio militar con el fin de que se le destinase a la compañía de Montejurra para estar cerca de la frontera. Patxi, ya estaba planeando su escapada a Francia que en 1948 consigue consumar. Esta anécdota, elegida entre otras cientos de ellas, nos describe el carácter de un artista marcado por su obra y por la libertad.

Durante más de 20 años vive y trabaja en París, logrando reconocimiento y consiguiendo vivir de su trabajo, pero a Patxi y a su mujer les llamaba la Tierra por encima de cualquier otra condición y muy por encima del dinero. La vuelta a España no fue sencilla, pero a lo largo del tiempo Patxi logró conformar con mucho esfuerzo su propio universo pictórico y artístico, sencillo y
comprometido poniendo su base en Huarte. Localidad donde además durante un tiempo, le dedican recursos para establecer una Fundación que llevaba su nombre, Fundación que cerró durante la crisis económica de 2008 por falta de presupuestos.

No es de presupuestos, ni de crisis, ni de economía, lo que habla la obra de Buldain. Buldain habla del ser humano, de las relaciones familiares, habla de mujeres y muchachos. Habla de los que miran al universo, de las que salen del bosque, de las apariencias, de los pensadores, de los compañeros en el espacio. Habla con su pintura y transita transversalmente por las vanguardias, sin casarse con ellas, sin impostar su mirada para satisfacer las necesidades pasajeras de otros. La obra de Patxi habla del arte en esencia, ese arte que narra y describe la historia y que muchas veces es un oasis, en un mundo que no entiende siempre de justicia, de belleza o de talento.

Las diez obras que se presentan en Maisonnave nos adentran en el universo inédito y reciente de una leyenda sencilla. Una obra que muta en formatos y en temática, pero que contiene, como siempre ocurre con la obra de Buldain, toda la esencia y la verdad de este artista que ha logrado dar su visión del mundo en el que le ha tocado vivir. Y ese mundo es un mundo expresionista, surrealista, onírico, anarquista, libertario, pero ante todo genial en su sencillez.

Para Mikel Belascoain, artista y comisario del ciclo de Arte Nuevo, tener a Patxi Buldain es algo muy importante. Patxi me dio la primera oportunidad para exponer, cuando no te abría nadie las puertas. Recuerdo que vino a la inauguración, como hacía con todos los que pasamos por su Fundación y recuerdo que en su actitud sólo podía percibir magia y frescura. Esa es la influencia
que ha dejado Patxi en mi obra y supongo que lo será en la de tantos y tantas artistas navarras que como yo hemos bebido de Patxi. No sé si Patxi es hombre de reconocimientos pero ya viene siendo hora que reconozcamos la inmensa labor y la genial mirada de este artista, de este hombre sencillo y sabio que vive en Huarte y que está dejando una huella imborrable en la cultura de esta comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba